Arus
Arus

MENÚ PRINCIPAL

ARUS > Blog > Novedades > ¿Cómo Aprovechar Pensiones y Cesantías para Garantizar un Ingreso Seguro en el Futuro?
Publicado 12/02/2019

¿Cómo Aprovechar Pensiones y Cesantías para Garantizar un Ingreso Seguro en el Futuro?

Cuando un trabajador logra pensionarse, generalmente empieza a recibir un ingreso que resulta menor al que ganaba antes de la jubilación. Sin embargo, existe una manera efectiva de evitar esto.

 

Básicamente, si eres una persona remunerada a través de distintas fuentes de ingresos o estás bajo más de un contrato, lo que debes hacer es calcular el IBC según la suma de todos los pagos finales.

 

Supongamos que estás contratado en una empresa, pero tienes ingresos adicionales al tener una propiedad con la que recibes pagos de arrendamiento u otros dividendos, ¿qué debes hacer?

 

Los empleados con relaciones laborales directas en una empresa con ingresos extra por fuera de su trabajo de contrato, deben realizar sus aportes en base a esas remuneraciones adicionales siguiendo el rol de trabajador independiente, afiliándose debidamente a la EPS, la administración de riesgos laborales y el fondo de pensiones.

 

Esta última afiliación es obligatoria apenas se empieza a trabajar. A partir de ahí, se descontará una parte del salario para ser devuelta cuando culmine el ciclo laboral, bajo el concepto de ahorros para la vejez.

Ante esto, existen dos alternativas:

 

  • Régimen de Prima Media (RPM): un sistema público que se maneja a través de Colpensiones.

 

  • Régimen de Ahorro Individual (RAI): aquí se trabaja con la AFP-C (Administradoras de Fondos de Pensiones y Cesantías).

 

 

En el primer caso, estos pagos irán dirigidos a una bolsa común, a la que se podrá acceder con un tiempo cumplido y necesario para pensionarse de 1300 semanas en total.

 

En el segundo caso, cada trabajador tiene una cuenta propia e individual para sus aportes, con un tiempo para pensionarse de 1150 semanas.

 

La juventud no confía demasiado en las pensiones, porque quizá no se ven convencidos al ver cómo la reciben sus padres, pero hay que entender que el costo de la vida a la tercera edad es muy diferente, por eso hay que aumentar la cantidad de la pensión utilizando las pensiones voluntarias.

 

Esto se trata de un ahorro extra para complementar la pensión obligatoria que te ayudará enormemente en un futuro. De hecho, es otro tipo de retribución que nació a través de la ley en los años 90, con la finalidad de aumentar los límites de pensión ya establecidos. Con este método, muchas personas han logrado pensionarse antes de tiempo.

 

Hay distintas formas de vincularse a este tipo de pensiones, así seas trabajador independiente o bajo contrato. Todos los recursos estarían administrados por las cuatro AFP existentes: Colfondos, Porvenir, Protección y Old Mutual. Estas son las organizaciones que invierten este dinero, para ir mostrando cómo se acumula y cuánto ha rendido.

 

Al decidir por la pensión voluntaria, tienes a tu disposición distintos portafolios de inversión para obtener posibilidades en diferentes sectores de producción.

 

Estos van desde la hotelería hasta la minería, por eso tendrás la asesoría de expertos que conocen cómo se mueven estas industrias y te irán indicando cómo esta renta puede rendir en el mercado.

Evita Riesgos, Asegura tu Futuro Ahora

Chat
¡Hola!
¿Cómo te puedo ayudar?